El Gimnástico se reencuentra con el triunfo ante la Obandina (3-1)

Nueva victoria del Gimnástico Don Benito ante la Obandina. Se citaban en el Celestino Mera el conjunto calabazón con la Obandina, en un domingo con intervalos de agua y aire que dificultaron la práctica del futbol.

 

El Gimnástico se reencuentra con el triunfo ante la Obandina (3-1)Comenzaba el partido y la sensación era que los locales habían aprendido de los errores de la semana pasada, cuando empató 0-0 ante el Valdehornillos, y empezaron con todo.

Pronto se pudo ver que no querían dejar nada para la segunda parte y dominaban con el aire en contra a una Obandina que lo pasó muy mal en los primeros minutos del encuentro.

Las ocasiones de los calabazones iban y venían y se intuía que pronto llegaría el gol. En el minuto 15 Miguel Ángel conseguía batir al portero visitante pero el colegiado anulaba el gol al considerar posición no reglamentaria.

Tres minutos más tarde Ángel sí que hacía subir el gol al marcador tras aprovechar un rechace en el área chica (1-0).

Seguían los locales apretando y Miguel Ángel de nuevo estuvo a punto de conseguir el gol con una chilena que no entró de milagro. Dos minutos después hacía su tan ansiado, buscado y merecido gol (2-0).

Un par de ocasiones más de un más que vistoso Miguel Ángel que no quisieron entrar y empezó la relajación al estar de cara el marcador y que la Obandina aprovechó para llevar las riendas del partido. Empezaba el peligro y después de dos ocasiones fallidas llegaba en un contragolpe el gol visitante para acortar distancias (2-1). Por tanto, el descanso que vino como anillo al dedo a los locales.

Ya en la segunda parte la meteorología empezó a querer ser la protagonista. Cortinas de agua y aire que hacían impracticable el fútbol para cualquiera de los equipos. Los minutos iban pasando y eso beneficiaba al Gimnástico. Dentro de lo poco que se podía jugar, los calabazones creaban ocasiones y Pomo en el 86 batía al portero con un disparo cruzado raso que ponía el definitivo 3-1 en el marcador y otra jornada más invicto. Pese a ser un partido fácil para el árbitro, quiso tener quizás algo de protagonismo sacando 3 tarjetas innecesarias en los dos últimos minutos cuando el partido estaba totalmente tranquilo y controlado.

Desde el Gimnástico se desea a David Leo Saenz, de la Obandina, una pronta recuperación ya que resultó lesionado en el hombro tras un encontronazo en la primera parte.

Esta semana que viene el Gimnástico viaja al pueblo vecino de Medellín donde el domingo a las 12.00 en el municipal Juan Antonio Muñoz se enfrentará al Metelinense.